reyvindiko

Mens sana in corpore sano

Pues no, tan hechito polvo estoy que poco tengo que escribir. Liado estoy de obras, preparando un cobertizo para mi renovado taller de carpintería. Ya iré colgando fotos. Y como no, el chiste de hoy: Pues nada, liados como estábamos en la obra, el albañil supervisaba las maniobras de la grúa bajando el material de […]

Solera, el amigo de mi padre

  Pueh Migué, lotrodía iba yo guiando a unoh zeñoritoh de Mágala que tenían ganah de pegá unoh tirilloh pavé zi cazaban argo. Venían to emperifollao, vehtíoh de cazaoreh con unah ehcopetah que daba guhto verlah. Y dehpué de ehtá tordía pegando zaleazo por loh monteh, apareció una perdí por detrá nuehtra y el primer zeñorito, […]

A Séneca le pitan los oídos y se remueve en su tumba

     Mi polito de Ralph Lauren.    Mis gafas de sol.    Mi viserita blanca a juego con los pantalones.    Y mis zapatos de pinchos.    Ala, a jugar al golf.    Lo cierto fue que tuve una mala entrada con el caddie, pues mis RayBan me quedaban un poco grandotas y se […]

La hermosa paralítica

     Iba con el coche en una mañana mariposeando por la carretera, buscando un sitio en el que sestear después de comerme un bocadillo. Estaba contento y no tenía prisa. La vida era hermosa.    Ya un poco perdidillo, me encuentro en el arcén a una muchacha en una silla de ruedas haciendo autostop. […]